Carrito (0) 0,00 €

No tiene productos en su carrito.

¡Bienvenido a Lonjalia!

Productos frescos gallegos

Lonjalia tiene una firme creencia: los mariscos y pescados gallegos son de los mejores de todo el mundo. Gracias a la calidad de nuestras aguas, nuestros productos no sólo se cotizan a lo largo de todo el mundo, sino que sus cualidades los convierten en los perfectos aliados a la hora de servir una mesa. 

En nuestra tienda puedes encontrar mariscos frescos extraídos con las técnicas de marisqueo más tradicional como los percebes, las nécoras o el centollo. 

Para ofrecerte la mayor calidad recogemos nuestro pescado y marisco directamente de las principales Lonjas de Galicia. De esta forma podemos ofrecerte los productos más frescos, con la mínima manipulación posible y con todo el sabor que te garantiza siempre Lonjalia. 

  • productos frescos gallegos
  • productos frescos gallegos
  • productos frescos gallegos
  • productos frescos gallegos


 

NUESTROS PESCADOS Y MARISCOS SON LOS MÁS FRESCOS


La frescura del pescado depende directamente del arte de pesca. De este modo, podemos distinguir entre pesca de bajura y de altura.
 
Dentro de la pesca de bajura estarían el Pincho/Palangre de costa, Volanta de costa y Arrastre de Litoral. Los barcos que se dedican a estos tipos de pesca son de menor envergadura y salen a faenar diariamente por lo que la frescura de los pescados es máxima.
 
Por otra parte está la pesca de altura que se dividiría en los mismos subtipos de Pincho/Palangre, Volanta y Arrastre. En este caso los barcos faenan durante periodos más largos que oscilan entre una y dos semanas. El pescado, a pesar de tener más días de captura, viene debidamente refrigerado y conservado al ser estos barcos pequeñas factorías flotantes de modo que la calidad sigue siendo muy alta.

 

CALIDAD SUPERIOR 

 pescado gallego fresco

 

Para comprobar la calidad del pescado puedes fijarte en: 


Ojos: Deben tener brillo y estar ligeramente salidos del cuerpo del pescado. A medida que pasa el tiempo, los ojos de van metiendo hacia dentro y se van enturbiando.

Agallas: La agalla del pescado debe de tener un color rojo vivo, con el paso de los días, la agalla va adquiriendo un tono más oscuro.

Dureza: Cuando cogemos un pescado y este está tieso, eso quiere decir que todavía está actuando en él el “rigor mortis” por el cual los músculos del pescado se contraen pasadas unas horas de su captura. Ese rigor se va perdiendo también con el paso de las horas.

 

Estas son unas indicaciones generales pero como en todo, hay excepciones. En el caso del Bonito, por ejemplo, la agalla no es relevante.  Se le daría más importancia al ojo y a la dureza.  En el rape por ejemplo, lo irrelevante seria el ojo.